Carúpano: Una ola de robos, atracos y hurtos se ha apoderado del sector El Kiosco


.
Habitantes y transeúntes del sector El kiosco en la Av. Perimetral de Carúpano viven atemorizados por la ola de robo, atracos y hurtos que se está suscitando en el sector luego que de la noche a la mañana quitaran la estación de la Policía Nacional Bolivariana Marítima que funcionaba en el antiguo Kiosco.
.
«A pesar de todo con la presencia de esos funcionarios allí, nosotros nos sentíamos seguros porque ellos siempre estaban allí vigilando el sector pero desde que lo quitaron el hampa nos tiene azote, le pedimos a la alcaldía o la sede de la Gobernación que los vuelvan a poner allí para que resguarden la zona» expresó Antonio González residente del Cerro El Tigre.
.
» Fue muy mala idea quitar esa policía de allí porque a cada rato ahora los motorizados nos tienen a monte robando a todo aquél que ven caminando por aquí» manifestó Laura Martínez habitantes de El Bajo.
.
En los últimos 45 días volvieron los robos, los atracos en la sector de la avenida Perimetral en el perímetro que va desde el Parque Miranda hasta la entrada de Tío Pedro y los habitantes de  esa zona exigen a las autoridades municipales que repongan esa estación policial o activen cualquier otro componente para que resguarden el secto ya que no quieren ser víctimas del hampa.
.
«Fue una maldad que quitaran a esa policía de allí porque nos perjudicó arrechamente para bien o para mal pero había una sensación de seguridad en el sector que ahora estamos expuestos a que nos roben». Declaró para Carupanizate, José Mujica trabajador y vecino del sector.
.
La necesidad de una comunidad de sentirse segura y no estar a la Merced de los antisociales que hacen de las suyas es un clamor que elevan a todas las instancias gubernamentales. En las instalaciones del antiguo Restaurante El Kiosco, funcionó una estación de los Bomberos Municipales y luego un Destacamento de la PNB Marítima en unos espacios que se encuentran en litigio pero que sirvieron para prestarle un servicio a la comunidad. Hoy por hoy es la misma comunidad que exige la activación de un organismo de Seguridad Ciudadana  en esas instalaciones para la prevención delictiva en el sector antes mencionado y no que se convierta en una cueva de maleantes como en una oportunidad lo fue.