Coronavirus: frontera con Venezuela, un flanco muy débil para Colombia

La frontera con Venezuela, con sus 2.200 kilómetros de extensión, es uno de los flancos más débiles que tiene Colombia en su tarea para evitar el ingreso del nuevo coronavirus en su territorio.

En Venezuela escasean las medicinas y la atención médica es muy deficiente. Además, el régimen chavista mantiene una relación económica muy fluida con China, país donde se originó la enfermedad.

Solo por Cúcuta diariamente ingresan unos 40.000 venezolanos por los pasos legales, pero a lo largo de toda la frontera abundan las trochas ilegales y el control sobre ellas es muy escaso.

Este martes estuvieron en Bogotá reunidos funcionarios de las entidades estatales del nivel central y de la frontera definiendo acciones de prevención para la zona limítrofe.

El Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud, las secretarías departamentales colombianos que son frontera con Venezuela y los municipios que tienen contacto directo con personas que cruzan de un país a otro han adaptado puestos de salud y controles para hacer chequeos e identificar potenciales síntomas. El nuevo ministro de Salud de Colombia, Fernando Ruiz Gómez, comenzará a liderar este proceso en conjunto con los secretarios de Salud.

El próximo viernes sesionará en Cúcuta un puesto de mando unificado en el que se piensan afinar todas las medidas necesarias para evitar que el coronavirus ingrese desde Venezuela.

Sin embargo, las medidas parecen ser insuficientes ante la cantidad de personas. Carlos Martínez, director del Instituto Departamental de Salud en Norte de Santander, le dijo al diario El Tiempo que si bien se están ajustando todas las medidas, la tarea no es sencilla.

Señaló que se está pensado en pruebas aleatorias, porque es imposible controlar toda esa población migrante.

También anunció que se trabajará mucho con publicidad sobre los síntomas y las formas de prevención. Reconoció que, si bien por ahora no hay personal suficiente, se está articulando todo el plan para crear una barrera que evite el ingreso del virus.

Agregó que se está capacitando a las personas que están en los puestos fronterizos, así como a dueños de hoteles y hostales, sobre los síntomas y también se está articulando con todas las entidades prestadoras de salud.

ELNACIONAL.COM