El estado $ucre es una de las entidades más cara de Venezuela

Por: Rafael González ||

La falta de gas, gasolina, transporte, altos costos de los alimentos y cualquier otro rubro forman parte de las tragedias individuales que vive las familias sucrense por no tener el dinero para solventar las necesidad básicas para vivir dignamente.

A diario se puede observar a las personas en las calles hablando solas, sacando cuentas e incluso lamentándose por la triste situación económica que actualmente atravesamos en dónde el poder adquisitivo ha mermado terriblemente afectado la economía en los hogares.

En los establecimientos comerciales tomaron la modidad de vender en Divisas y en precio Bs siendo el dólar la moneda preferida. Una harina Pan cuesta 1$ lo que equivaldría a esta fecha en 380 mil bolívares es decir una quincena para un trabajor.

Sí mencionamos la gasolina se desprende todo una telaraña de situaciones que van desde el bachaqueo en $ de cupos en la cola como la venta clandestina en dólar de la gasolina. Esto afecta el transporte público porque se escasean las unidades de autobuses por la falta de combustible y da paso a las llamadas busvaranda que hacen de las suyas con los precios del pasaje.

En los abastos, mini market, supermercados e incluso en las bodegas se comercializan a precios elevados porque el dólar subió y se »debe actualizar los precios» para no perder la inversión. Pero el salario del venezolano común se encuentra estancando, desfasado a la realidad social y económica que vivimos.

Además se suma la escasez de gas en los hogares, lo que obliga a las personas a cocinar a leña o en algunos casos en «cocinitas eléctricas» y si quieres tener gas debes pagar en dólares para poder tener una bombonita y el precio oscila entre los 7 y 15$ por ahora.

Todo se ha vuelto caro, las cosas más simple se han convertido en extraordinarias y un alto índice de personas no pueden costear muchos gastos por no contar con el dinero necesario para tener unas condiciones mínimas de calidad de vida.

La inflación se dispara, la especulación se apodera de los comercios y el poder adquisitivo de los venezolanos en especial de los sucrenses se viene palo abajo y sin esperanza de mejoras..

× ¿Cómo puedo ayudarte?